riccardo-annandale-7e2pe9wjL9M-unsplash

Trucos para cuidar de sus muebles y ahorrar energía en casa

Los muebles son de los principales elementos que integran el hogar, debido a que son los encargados de proporcionarnos mayor comodidad en nuestros espacios y nos facilitan el desarrollo de las actividades cotidianas.

Sin embargo, su cuidado es uno de los temas de mayor importancia cuando realmente esperamos lograr que estos artículos nos brinden las funciones para las que han sido destinados y además, sean capaces de ofrecernos un mayor estándar de comodidad.

¿Qué diferencia hay entre dar de alta la luz y contratar la luz?

Lo cierto es que, cuando el ahorro energético es un tema de suma importancia, es importante disponer de herramientas capaces de regular los niveles de consumo energético que solemos mantener, aun cuando simplemente realizamos un mantenimiento a los muebles del hogar.

Por lo que dejamos de considerar que un contrato energético puede ser una pesadilla al recibir la próxima factura de energía, debido a que, logramos ajustar nuestras actividades cotidianas a los estándares de consumo más bajos con tarifas y promociones que suelen ser ofrecidas por los propios proveedores energéticos desde el momento que se realiza la solicitud para el alta de la luz.

Debemos tener en cuenta que contratar la luz y el gas es gratuito, ya que supone cambiar de compañías mientras que para activar un suministro debe pagarse el precio por dar de alta la luz.

Ahora bien, cuando se trata del cuidado de los muebles debemos ser muy meticulosos en el hecho de que para lograr ahorrar energía no significa que evitaremos limpiarlos o mantenerlos de la manera adecuada, solo por evitar consumir electricidad, agua o gas durante el proceso.

Tan solo es cuestión de adaptar cualquier tipo de práctica para que sea mucho más eficiente y requiera de la menor cantidad de consumo energético.

Tu contrato eléctrico no debe verse afectado con el cuidado de tus muebles

Generalmente, para limpiar un mueble hacemos uso de electricidad en aspiradoras o pulidoras que nos permitan eliminar la suciedad que suele alojarse en los espacios de estos artículos. Sin embargo, más allá de simplemente sustituir estos electrodomésticos, podemos emplear algunas técnicas básicas que ayudarán a mantener el buen estado de los muebles durante un mayor tiempo.

  1. Limpiar los muebles con cera o con productos similares: la cera es una material que permite realizar una limpieza más profunda y eficaz en los muebles, además se trata de un producto que logra generar una especie de revestimiento que protege el material de fabricación del mueble e impide que se adhieran restos de cualquier impureza en su exterior.
  2. Cubrir los muebles con telas, procurando mantener la estética: una de las mejores maneras de cuidar el estado de los muebles y no consumir energía es cubrirlos por completo durante el tiempo que estén siendo utilizados, de esta manera es posible evitar que se ensucien o dañen.
  3. Evitar colocarlos cerca de la luz del sol u otra fuente que pueda dañar la tela: cuando se encuentran cerca de la luz solar, su apariencia puede verse afectada gravemente, es recomendable colocarlos en espacios donde estén más protegidos.
  4. Los muebles de la cocina son, indudablemente, los que más se manchan en la casa. Por ello su cuidado tiene que ser aún más especial si cabe. Sin embargo, esto no quiere decir que su limpieza sea mucho más complicada que la del resto; en efecto, solo se necesita un poco de vinagre blanco sin diluir en un paño.

Cómo encontrar más consejos para el cuidado de mis muebles

En el siguiente enlace encontrarás muchos más trucos y consejos para cuidar tus muebles de la manera adecuada y sin consumir demasiada energía.